Noticias

Ventajas de vivir en una finca rústica

Cambiar de vida y alquilar  o comprar en el campo, ¿sueño o realidad? Es algo que todos hemos pensado en algún momento, aunque siempre encontramos algo que nos frena, sobre todo, a nivel laboral. Pues bien, este factor ha dado un pequeño vuelco con los acontecimientos de los últimos meses. El teletrabajo ha cobrado mayor fuerza y algunas empresas ya están empezando a instalar esta nueva metodología que les ayuda a atraer talento y a conciliar la vida familiar.

Actualmente en nuestro país el 90% de la población se concentra en Madrid y en zonas del litoral -más de 42 millones de personas-, mientras que solamente un 10% vive en el interior -menos de 5 millones de habitantes-. Pero a raíz del confinamiento vivido durante el estado de alarma, puede que estas cifras comiencen a variar ligeramente. ¿Estaremos ante un auge de la vida en el campo?

distribución poblacional en España
La vida en el campo y sus ventajas

Vivir en el campo sin agobios, multitudes, estrés, ruido… ¡Qué tranquilidad! Y es que la vida fuera de las grandes urbes tiene ventajas, pero también algún que otro inconveniente que se debe tener en cuenta.

Uno de los primeros aspectos en lo que nos fijamos es en el ahorro. Si tu presupuesto solo te da para un pequeño piso en el centro, es hora de ampliar el radio de búsqueda y echar un vistazo a las ofertas de las afueras y del campo. Por lo general las viviendas construidas en suelo rústico tienen un precio de venta inferior al suelo urbano. Un dato a tener en cuenta a la hora de mirar vivienda.

Una vez que la propiedad sea tuya, el impuesto de bienes inmuebles también será inferior al que pagarías por una vivienda de las mismas características en un área urbana.

No solo ahorras dinero, también ganas en salud. La vida en el campo es más natural en todos los sentidos. Hay menos contaminación, no solo del aire, sino también acústica y lumínica. Tu cuerpo te agradecerá respirar aire fresco y sabrá lo que es descansar a pierna suelta.

Otra ventaja es el consumo de productos de proximidad. Aunque no quieras hacer un pequeño huerto, tendrás más opciones de comprar productos de calidad de zonas y comerciantes cercanas. Lo que hará que puedas aportar tu granito de arena para minimizar la huella de carbono.

En resumen, tendrás una vida más tranquila sin el ajetreo diario y las prisas de la ciudad. La opción de aprovechar más el momento; el aquí y ahora cobra otro sentido en una vida en el campo. Gracias a esta nueva “paz”, estaremos cuidando nuestra salud mental y disminuiremos los niveles de estrés y ansiedad.

Aunque no todo es perfecto. Vivir en el campo supone que tendrás que renunciar a ciertos servicios e infraestructuras que ofrecen las grandes ciudades. Las comunicaciones suelen ser peores y es imprescindible disponer de un vehículo propio para desplazarse. Las infraestructuras de todo tipo son menores en los entornos rurales y es posible que tengas que desplazarte para acudir al médico, al colegio de los niños e, incluso, para disfrutar de un tiempo de ocio.

Ventajas e incovenientes de vivir en el campo

Con sus ventajas e inconvenientes, después de estos meses de reflexión llega el momento de preguntarnos dónde y cómo queremos vivir. Para muchos la respuesta será muy sencilla: en el campo en una finca rústica. Si es así, sigue leyendo porque te queremos ayudar a dar el paso.

Consejos para comprar una finca rústica

¿Damos un giro a nuestra vida? Antes de lanzarnos a la aventura debemos conocer ciertos aspectos esenciales para realizar una compra inteligente de una finca rústica.

Lo primero es que por finca rústica se entiende aquel terreno sobre el que es difícil construir una nueva edificación, ya que está muy limitado por ley, pero sí se puede optar por otras alternativas como:

  • Rehabilitar una edificación antigua.
  • Y según la comunidad autónoma se podría llegar a construir viviendas unifamiliares. Es importante que se revise bien la Ley del Suelo autonómica para conocer las opciones en cada territorio.

Sabiendo esto, lo más práctico es buscar viviendas rústicas en un portal inmobiliario como Fotocasa. En nuestra web encontrarás filtros que te ayudarán a cribar más tu búsqueda y encontrar un nuevo hogar.

  1. Selecciona comprar vivienda y escribe la zona, municipio, código postal…
  2. En tipo de vivienda encontrarás la opción “finca rústica”.
  3. A partir de aquí puedes añadir los filtros que te interesen como precio, número de habitaciones, estado de la vivienda…

Una vez decidida la casa, llega la hora de realizar la compraventa y es recomendable seguir unas pequeñas indicaciones que nos ahorrarán posibles sustos en un futuro.

  • Acude al Registro Mercantil y solicita una nota simple registral para conocer las cargas y limitaciones.
  • Solicita al vendedor los recibos de contribución de los últimos años.
  • Firma un contrato de venta público. Lo que requiere de un notario que certifique esa venta como legal.
  • Inscribir la propiedad en el Registro de la Propiedad.

Con estos sencillos consejos realizarás una compra segura y sin complicaciones.

Ahora bien, somos conscientes que no todo el mundo está hecho para vivir en el campo, pero para los que están preparados, hemos realizado una pequeña selección de fincas rústicas que harán que te lances y cambies tu vida.

Cerca de Artà, en Mallorca

finca rústica en Girona

Una villa de piedra totalmente reformada en Gerona

villa de piedra en Girona

Finca en mitad de la naturaleza con vistas a la montaña

finca rústica de piedra

Casa rural asturiana

casa rural en Asturias

Moderna vivienda en edificio histórico

finca rústica en Mallorca

La entrada Ventajas de vivir en una finca rústica se publicó primero en Fotocasa.es Blog.


Fuente: Fotocasa

Comparar Propiedades

Comparar
You can only compare 4 properties, any new property added will replace the first one from the comparison.