Noticias

Una casa en un árbol, pero de verdad y para alquilar

Que los niños norteamericanos sueñan con tener una casa en un árbol es un clásico, al menos en las películas infantiles. Kristie Wolfe, una mujer de Idaho, también soñaba con tener una, y no solo la ha hecho realidad sino que ha ido más allá e incluso la ofrece en alquiler para turistas que busquen algo especial.

La casa está en Hawaii, cerca del parque natural de los volcanes y de la playa, y en plena zona tropical. Wolfe vio el anuncio del terreno por internet, habló con el dueño, se entusiasmó con la idea y un par de días después había volado hasta allí con su madre y un par de maletas llenas de herramientas.

Primero desbrozó el camino para poder llegar hasta la ubicación elegida, y luego tardaron dos meses y medio en construir la casa, casi toda hecha a partir de bambú y materiales reciclados, a cuatro metros y medio del suelo y con un presupuesto total que no llega a los 10.000 euros.

La casa tiene electricidad gracias a unos paneles solares, y almacena el agua de lluvia para el baño y la ducha. Una polea ayuda a subir el equipaje y toda la casa está rodeada de una especie de terraza que proporciona una vista de 360 grados para no perderse ni los amaneceres ni los atardeceres.

El espacio tiene algunas incomodidades: la escalera para subir es bastante empinada y solo apta para quienes estén en buena forma, hay cafetera pero ni nevera ni fuego para cocinar y la zona tiene algunos bichos y bastantes mosquitos. Por lo demás, según quienes la han visitado, tiene todo lo necesario, incluida la sensación de aventura de poder dormir en una casa en un árbol.

 

La entrada Una casa en un árbol, pero de verdad y para alquilar se publicó primero en Fotocasa.es Blog.


Fuente: Fotocasa

error: Contenido protegido