Noticias

Remedios para acabar con la humedad

Hoy hablaremos de un tema que trae muchos dolores de cabeza y que, a menudo, implica gastos inesperados: la humedad. Cuando aparece, es señal de que algo malo puede estar pasándole a la estructura de nuestra casa o que las estancias no están ventilándose como deberían.

Para este tipo de problema, la mejor solución sigue siendo la prevención. Pero cuando las manchas oscuras y el mal olor comienzan a ser parte de nuestras habitaciones, habrá llegado el momento de intervenir. Hoy aprovechamos para arrojar un poco de luz sobre algunas cuestiones relativas a la humedad.

 

¿Cómo identificar las señales de humedad?

Los signos de humedad pueden ser reconocidos por la presencia de manchas oscuras o verdosas en suelos, paredes o techos. Acompañando estas manchas suelen aparecer moho, grietas y mal olor en la pintura y el cartón yeso, normalmente mediante la aparición de burbujas.

Si cualquiera de estos síntomas ha aparecido en nuestra casa, probablemente exista un punto de humedad a causa de un problema estructural, ya sea por infiltración o por la erosión continuada de la lluvia sin una correcta ventilación.

 

¿Infiltración, fugas o condensación?

Todas ellas pueden tener diferentes orígenes:

  • Condensación: suele ocurrir en baños y cocinas. En principio es un problema superficial y su causa suele ser la falta de ventilación e iluminación natural. Un baño sin ventanas, por ejemplo: paredes húmedas por la evaporación del agua de la regadera o la tina.
  • Infiltración: un problema estructural en nuestra vivienda o en los pisos superiores. El agua de lluvia que puede penetrar a través de un techo con goteras, grietas y fisuras en la fachada, puertas o ventanas. Este tipo de humedad llegará a la estructura de nuestra casa, con lo que requiere un tratamiento profesional.
  • Fugas: manchas oscuras situadas en lugares más específicos, como por ejemplo cerca del baño, salidas de agua o la cocina pueden significar problemas con una tubería.

 

humedades

 

¿Qué hacer en primer lugar?

La humedad por condensación se puede resolver fácilmente: ventilando ambientes o instalando extractores de aire, por ejemplo. Si la humedad se debe a fugas tampoco debería ser complicado: solo con reparar la instalación de las cañerías se resolvería el problema. Ahora, cuando el problema es la infiltración, no hay otra solución que una buena impermeabilización en los puntos más críticos, ya sea para reparar una infiltración existente de foco o como forma preventiva.

 

¿Cómo evitar la humedad en el suelo?

La impermeabilización del suelo es un paso importante que hay que hacer en la fase de construcción. De esta forma, se previene que las estructuras de la casa permanezcan en contacto directo con el exterior. En ausencia de la misma o en el caso de una impermeabilización defectuosa, tendremos que contratar los servicios de un especialista y realizar una intervención en la estructura para resolver este problema.

 

¿Es necesario impermeabilizar las jardineras?

Impermeabilizar las jardineras de los exteriores es fundamental, sobre todo las que están en contacto directo con las paredes de la casa. Si no impermeabilizamos, la humedad del suelo en contacto con la pared acabará invadiendo el interior de nuestro hogar creando puntos húmedos, dañando la pintura e incluso la estructura de la propiedad.

El interior de la jardinera debe recibir una capa de cemento o masilla mezclada con un aislante contra la humedad en la superficie de los ladrillos y una capa de asfalto, o, alternativamente, una capa de cerámicos. Es necesario instalar un desagüe para la salida de agua y preparar el espacio con una capa de guijarros y otra de arena gruesa antes de añadir el suelo y las plantas.

 

¿Qué hacemos con la fachada?

El problema de la humedad también puede afectar a la apariencia de la fachada, ya sea por efecto de la capilaridad o por la infiltración del agua de lluvia en las grietas de ventanas y puertas. Para este último caso, la solución es simple: fijar las grietas y hendiduras de las ventanas con un material adecuado y cerrar estos agujeros para que no pueda pasar el agua.

En cuanto a la capilaridad, debemos prestar atención a la impermeabilización de la base, como se ha mencionado en puntos anteriores, y también invertir en otros recursos que puedan ayudar a proteger las paredes del molde, como la pintura o revestimientos tales como piedras y cerámicas, que, además de decorar, crean una barrera de protección contra el agua de lluvia.

 

¿Existen revestimientos que combaten la humedad?

La solución de de revestir las paredes y rechazar la humedad también se puede emplear para ambientes interiores. En primer lugar, hay que analizar el clima y los focos de humedad se deben eliminar con el tratamiento adecuado. Después, se puede invertir en algún tipo de revestimiento.

Opciones hay muchas: ladrillos, cerámica, azulejos en 3D o piedras, tanto para decorar como para proteger las paredes. Recordemos que la pintura es otra opción interesante, ya que ofrece muchas posibilidades decorativas y se trata de un producto que repele al agua; es decir, evita que el líquido penetre en la pared, eliminando la proliferación de las manchas de humedad.

La entrada Remedios para acabar con la humedad se publicó primero en Fotocasa.es Blog.


Fuente: Fotocasa

Comparar Propiedades

Comparar
You can only compare 4 properties, any new property added will replace the first one from the comparison.