Noticias

¿Qué es mejor, una hipoteca fija, variable o mixta?

¿Qué tipo de hipoteca elijo? Esta es la gran pregunta que se hacen muchos ciudadanos cuando empiezan el proceso de compra de una vivienda. Elegir bien el préstamo hipotecario es fundamental para no tener problemas en el futuro con los pagos

Muchas veces los ciudadanos se dejan aconsejar por sus familiares y amigos en lugar de analizar su situación económica presente y futura. La hipoteca que tenga un familiar puede ser muy buena para él, pero no significa que sea lo más recomendable para nosotros. Por ello, es muy importante saber diferenciar los tres tipos de préstamos hipotecarios para escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades. 

¿Diferencia entre hipoteca fija y variable?

Las hipotecas fijas son un tipo de préstamo en el que el cliente tiene un tipo de interés fijo, durante toda la vida del préstamo siempre pagará lo mismo. Este tipo de hipotecas ofrecen tranquilidad a los clientes ya que desde el momento de contratación de la hipoteca sabrán la cantidad total de dinero que tendrán que devolver al banco. Además, su cuota mensual será siempre la misma. 

Este tipo de préstamos son más interesantes para hipotecas con plazos más altos, por ejemplo, a partir de los 20 años. También son más recomendables para perfiles más conservadores que quieran saber siempre lo que van a pagar. 

En los últimos tres años, las hipotecas fijas han pasado de ser el 10% de los préstamos que se contrataban en España al 40%. Cada vez son más los ciudadanos que apuestan por este tipo de hipotecas. La reciente crisis y los tipos tan competitivos han provocado que aumente el interés por este tipo de préstamos. 

La opción más demandada por los ciudadanos es la hipoteca variable. En la actualidad el 60% de los préstamos que se firman en España son variables.  La principal característica de estas hipotecas es que sus cuotas son variables ya que su tipo de interés está referenciado a un índice, el más utilizado es el euríbor. 

Este tipo de préstamo es más recomendable en plazos cortos, por ejemplo, para hipotecas de entre 10 y 15 años. Se aconseja para préstamos más cortos por la volatilidad del euríbor, a más años más difícil es predecir sus movimientos.  También puede ser una buena opción para aquellas personas que tengan en mente realizar amortizaciones periódicas a su préstamo. 

El tercer y ultimo tipo de préstamo hipotecario, son las hipotecas mixtas. Este tipo de hipotecas son una combinación de la fija y la variable. Normalmente este tipo de préstamos se dividen en dos partes, una primera parte que está referenciada a un tipo fijo y la segunda parte a uno variable. En la actualidad se pueden encontrar préstamos en el que la parte fija y variable no son proporcionales en el tiempo, el cliente puede negociar con el banco el plazo a interés fijo y variable. 

Las hipotecas mixtas son las menos contratadas por los ciudadanos. Uno de los principales motivos es que en la primera parte del préstamo el cliente tiene una hipoteca fija, algo que a primera vista no parecer muy competitivo con un euríbor en negativo. Sin embargo, el plazo fijo de estas hipotecas es más bajo que el que tiene las hipotecas fijas al 100%, lo que hace que este tipo de hipoteca sea muy interesante para un comprador que ahora busque seguridad y que tenga gran capacidad de ahorro para hacer grandes amortizaciones en la primera parte de la vida del préstamo. 

Antes de elegir una hipoteca u otra, lo más importante es hacer un análisis de nuestra situación económica. Una vez elegido el tipo de préstamo, el segundo punto es comparar las diferentes ofertas del mercado hasta encontrar la mejor según nuestro perfil. 

¿Por qué los españoles prefieren las hipotecas fijas?

Desde febrero de 2012, el porcentaje de hipotecas fijas no ha bajado del 40%. ¿Estamos en un buen momento para contratar una hipoteca fija? “Sí, a día de hoy podemos decir que estamos ante los tipos de interés fijos más bajos de la historia. Por este mismo motivo, es un buen momento para aquellos que buscan la estabilidad de saber lo que van a gastar mes a mes dado que lo previsible es que más tarde o más temprano los tipos suban”, señala Ruth Armesto, directora de Hipotecas.com, marca online de UCI, entidad especialista en financiación de la vivienda. 

Esta rebaja en los precios viene propiciada por la política de intereses bajos del Banco Central Europeo (BCE) y por otro lado por la ralentización del crecimiento de la economía. “Ambos factores provocan que los intereses a medio y largo plazo estén en el nivel más bajo”, apunta Ruth Armesto.  

Para Simone Colombelli, director de Hipotecas de iAhorro.com, el precio es uno de los factores más importantes, pero matiza que no es el único motivo. “Hay que recordar que venimos de una crisis que ha dejado huella en la población. La mayoría de los ciudadanos tienen un familiar o amigo que tenía una hipoteca con euríbor en la época de la crisis. De alguna manera conocen lo que puede llegar a subir este índice y cómo afecta económicamente a las familias. Este recuerdo sumado a unos tipos fijos muy atractivos ha hecho que la demanda de estos préstamos suba considerablemente”. 

A la hora de elegir entre un tipo de hipoteca otro, desde la marca online de UCI señalan que lo más importante es apostar por préstamos libres 100% de otros productos añadidos. “Es importante conocer con certeza lo que vas a pagar mes a mes por tu préstamo hipotecario y que no se vincule o combine al mismo ningún otro producto. Es decir, si contratamos nuestro préstamo hipotecario a un tipo fijo que parece más ventajoso porque contratamos a la par un seguro de vida, de hogar, tarjetas, o cualquier otro producto financiero, el importe mensual por nuestro préstamo es muy probable que varíe a lo largo de la vida del mismo generando costes más adelante. Por este motivo, nosotros creemos y apostamos por préstamos responsables libres de otros productos”, incide Ruth Armesto.  

La entrada ¿Qué es mejor, una hipoteca fija, variable o mixta? se publicó primero en Fotocasa.es Blog.


Fuente: Fotocasa

error: Contenido protegido