Noticias

¿Puede el arrendador subir la renta tras la instalación de un ascensor?

La instalación de un ascensor en un edificio que no lo tenía, ¿podría dar lugar a que el arrendador pudiera subir la renta?

Respuesta – En primer lugar habría que revisar lo que dice el contrato de arrendamiento sobre este supuesto. Ahora bien, si el contrato no lo contemplara, conviene saber que la instalación de un ascensor en una finca que no lo tuviera se considera una obra de mejora que, como tal, permitiría al propietario subir la renta con unos límites que marca la “ley” que transcribimos a continuación:

Dependiendo de la fecha en que se celebró el arrendamiento, tendrían que haber transcurrido 3 o 5 años, o incluso 7 años, si el arrendador fuera una persona jurídica, para que se pudiera subir la renta. Antes de dichos plazos no se podría subir la renta y, si se hubiera pactado en el contrato un plazo menor para subir la renta, se consideraría que es un pacto nulo.

Y si finalmente decide subirla, ¿en qué cuantía?

Por otro lado, el arrendador tampoco puede subir la renta en la cuantía que él quiera, sino que la ley limita la subida de la renta a la cuantía que resulte de aplicar al capital invertido en las obras de instalación del ascensor (descontadas las subvenciones que se pudieran haber obtenido), el interés legal del dinero incrementado en tres puntos, pero siempre estableciéndose como tope de subida un límite del 20% de la renta que el inquilino viniere pagando hasta ese momento.

La entrada ¿Puede el arrendador subir la renta tras la instalación de un ascensor? se publicó primero en Fotocasa.es Blog.


Fuente: Fotocasa