Noticias

3 razones por las que no es una buena idea contratar una hipoteca mixta

Ahora que el euríbor está tan bajo, la banca trata de encontrar nuevas maneras de aumentar sus ingresos.

Según el comparador de hipotecas HelpMyCash.com, durante los últimos dos años muchas entidades han añadido un nuevo producto a sus catálogos: los préstamos hipotecarios a tipo mixto. Los bancos aseguran que estos créditos reúnen las mejores virtudes de las hipotecas fijas y las variables. Pero lo cierto es que en el escenario actual no es recomendable contratarlos.

 

1. Con estos productos, la banca siempre gana

Y es que el interés que se aplica durante los primeros años del plazo de la hipoteca es un valor fijo. Lo que impide que puedas beneficiarte de los bajos valores del euríbor (-0,19 % en diciembre de 2017). De momento, no parece que este índice vaya a subir abruptamente a corto plazo, así que si firmaras una hipoteca mixta, pagarías mucho más dinero que con una variable durante su período inicial de tres a diez años.

Pasado ese plazo, el interés aplicado sobre la hipoteca mixta sí pasaría a ser un tipo variable referenciado al euríbor. Por ello, si este índice experimentara un incremento dentro de unas décadas, ya no estarías protegido por el interés fijo. Y tu cuota se encarecería notablemente. En cambio, si el índice se mantuviera en valores similares, no te habría salido a cuenta el tipo mixto. Pues durante los primeros años se te habría aplicado un fijo más elevado.

 

2. Pueden incluir una comisión de riesgo de tipo de interés

Pero el tipo de interés poco ventajoso no es el único inconveniente que presentan las hipotecas mixtas. Y es que estos productos suelen incluir más gastos asociados, especialmente en el capítulo de las comisiones. A parte de las compensaciones de apertura, novación, subrogación o cancelación anticipada, los préstamos hipotecarios a tipo mixto pueden incorporar, durante el período fijo, la denominada comisión de riesgo de tipo de interés.

Esta compensación puede aplicarse si trasladas el préstamo a otra entidad o lo cancelas antes de tiempo. Y eso genera una pérdida financiera al banco. En estos casos, puede sumarse a las comisiones de subrogación o de amortización anticipada. Lo que aumentará notablemente el coste de la operación. Además, a diferencia de las otras dos comisiones, esta no está regulada. Aunque su precio suele oscilar entre el 0,5 % y el 5 %.

 

hipotecas a interés fijo

 

Si quieres seguridad, tienes hipotecas fijas desde el 1,50 %

Finalmente, desde el comparador mencionan otro argumento en contra de las hipotecas mixtas. Por norma general, estos productos se contratan para pagar lo mismo durante un período de tiempo determinado. Pero si lo que quieres es que tu cuota no varíe, es mucho mejor firmar una hipoteca a tipo fijo. Especialmente ahora que los bancos ofrecen intereses de entre el 1,50 % y el 3 %.

Con una hipoteca fija no tendrías que preocuparte por las fluctuaciones del euríbor durante todo el plazo de la hipoteca. Es cierto que seguramente pagarías más durante los primeros años que si contrataras un préstamo a tipo variable. Pero si el euríbor subiera en algún momento, el importe de tus cuotas no cambiaría. En cambio, con una hipoteca mixta, quedarías desprotegido en cuanto pasara el período inicial.

The post 3 razones por las que no es una buena idea contratar una hipoteca mixta appeared first on Fotocasa.es Blog.


Fuente: Fotocasa